jueves, 3 de agosto de 2017

31/07/2017 Arnslanbob

 Me levanto hecho un trapo, voy al WC y vacío todo mi organismo. Me duelen las rodillas y la barriga, y a pesar que la BM a puesto el despertador a las 07:30h ni por asomo puedo levantarme. Hasta casi las 11h no salimos de nuestro nido y yo voy muy justo de fuerzas.
Hoy queremos volver al bosque, ayer todo lo que vimos nos encanto y aprovechando que tenemos días hoy queremos repetir.
Vamos a coger el camino que sale de nuestra casa que por casualidades de la vida es el camino bueno que nos lleva al bosque en línea recta ( las vueltas que dimos ayer, cuando teníamos el camino delante de la puerta de casa). Hoy quien sufre con la subida, los calores y con todo la verdad sea dicha, soy yo. Parezco un alma en pena, tengo a la BM aburridísima y de tanto en tanto le tengo que recordar que los otros días era yo quien tiraba de ella. Los paisajes es precioso, lleno de nogales y sombra para pasear y deleitarse. Lástima que mi cuerpo no acompaña y pese a que paramos en varias ocasiones a gozar del lugar, yo sólo tengo ganas de tumbarme y dormir un rato. Aguanto un poco el paseo porque el lugar se lo merece, pero ya hacia el mediodia ponemos rumbo a casa ya que necesito tumbarme a descansar. Cuando pasamos por el “pueblo”, compramos una coca-cola, nos la tomamos sentados a la sombra y yo me voy hacia casa mientras que la BM se queda paseando y mirando a ver si encuentra a la pareja con la que hemos coincidido des del principio de nuestro viaje, ya que los he visto pasar.
Cuando la BM viene al cabo de un rato, me comenta que los ha encontrado y que le han comentado que nos han visto por la TV nacional. Resulta que el día que cogimos el tren nos estuvieron grabando y nos hemos hecho famosos !
Como ya son más de las 17 y he descansado un rato, salgo con la BM a comer-merendar y vamos a nuestro local favorito, donde nos ponen unas raciones tan grandes que casi salimos rodando del lugar. La comida, acompañada de una ensalada, pan, te y nuevamente unas porciones de sandía (generosidad de la casa) nos cuesta 200 com (2,5 euros entre los dos). Para bajar un poco la comida, volvemos a casa experimentando un nuevo camino y una vez en ella, ducha de agua calentita y colada en el río. Una familia que ha venido a pasar el día a nuestro alojamiento nos intenta regalar un plato enorme de comida (ahora ya sabemos que el lugar en el que estamos, a parte de tener habitaciones es un “merendero” donde la gente de Jalal Abad (una población a poco más de 70 km) suele venir a pasar el día. Muy a nuestro pesar, hemos de ser desagradecidos y hacerles entender sin ofenderlos, que ya no nos cabe ni una cuchara más de comida en nuestras bocas.... Estamos realmente sorprendidos de la generosidad de la gente de esta zona, que se desvive por poder ofrecerte cualquier cosa, hasta nos de apuro no tener nada que regalar (ya hemos repartido la ropa, los caramelos, los juguetes....). Todo el mundo nos sonríe, intenta comunicarse con nosotros y nos ofrecen comida, te, pan y pastas a todas horas.

Ahora entendemos porque la gente está tan encantada con la zona y aunque los paisajes son muy distintos a lo que hemos visto hasta ahora, estamos cogiendole mucho cariño a esta población: por lo bien que nos tratan, por el alojamiento y por la comida y también por las vistas que nos regalan cada día las montañas de los alrededores. 

 
Bonito paseo entre nogales
Y vistas espectaculares

No hay comentarios: